Té con miel. Un gran aliado para tu infusión favorita

Té con miel. Un gran aliado para tu infusión favorita

Deje los azucares procesados solo y busque la miel para endulzar su próxima taza de té. Si bien la miel contiene unas pocas calorías más por porción que el azúcar, el uso de miel local y cruda contiene antioxidantes para combatir enfermedades y mejorar la salud. Elige entre las diferentes variedades de miel para complementar tus tés favoritos y disfrutar de todos los beneficios de este edulcorante natural.

¿Qué es la miel?

En los últimos años, los rumores hicieron que los consumidores de miel creyeran que la miel sin partículas de polen era artificial. Pero la miel sin polen sigue siendo el verdadero negocio. Es más, la miel ni siquiera está hecha de polen. Es producida por las abejas a través de un proceso complicado de regurgitación, actividad enzimática y evaporación del agua utilizando néctar de plantas y flores.

Una vez que las abejas recolectan el néctar, lo cambian a nivel químico. El néctar contiene sacarosa, que es un azúcar complejo. Sus enzimas convierten el azúcar complejo en fructosa y glucosa que son azucares simples. Estos le dan a la miel su dulzura por lo que es una gran adición a su taza de té.

Por último, se transfiere a un panal de abeja, pero la sustancia modificada todavía está en forma líquida. Luego, las abejas aceleran el proceso de evaporación y secado abanicando el líquido con sus alas.

Miel cruda y miel procesada

Durante siglos se ha usado la miel, no solo para endulzar alimentos y bebidas, sino también por sus propiedades medicinales.

Los científicos han demostrado que produce efectos antioxidantes, antimicrobianos, antiinflamatorios, anti proliferativos, anticancerígenos y antimetastaticos, lo que, según los científicos, es útil en los centros de salud para el tratamiento de muchas adversidades desde heridas de quemaduras hasta enfermedades cardiovasculares. La miel sirve para:

  • Aliviar el dolor de garganta y la tos en un resfriado común.
  • Mejorar la salud bucal.
  • Reducir el riesgo de enfermedad cardíaca.
  • Miel con jugo de limón fresco y la cafeína del té como un refuerzo de energía natural.
  • Como terapia alternativa para pacientes con cáncer.

En lo que los científicos no logran estar de acuerdo es si la miel cruda ofrece más beneficios frente a la miel procesada.

Si bien no existe una definición formal de miel cruda se puede entender como: Miel tal como existe en la colmena o como se obtiene por extracción, sedimentación o colada, y no se ha calentado por encima de los 48° C durante la producción o almacenamiento o pasteurizado.

Debido a que la miel cruda carece de filtración o pasteurización, puede contener, sin quererlo, trozos de polen. Varios consumidores comenzaron a relacionar miel con polen como significado que era más natural y nutritivo. Pero mientras que el polen de abeja tiene propiedades medicinales y nutricionales potenciales, no está presente en cantidades suficientemente altas en la miel para lograr hacer alguna diferencia en la tabla de nutrientes.

Para añadirle más leña al fuego, en Australia se hizo un estudio, donde se determinó que el procesamiento con calor y filtración tendían a disminuir la actividad del agua oxigenada en la mayoría de las muestras de miel, pero las muestras más activas todavía producían altos tienes de agua oxigenada de antes y después del procesamiento.

En el estudio se pudo determinar que el perfil de micronutrientes de la miel se mantuvo sin cambios aparentes a pesar de los procesos, pero la miel para uso medicinal aun debería evitar los efectos potencialmente perjudiciales de un calentamiento incluso leve.

Si bien aún quedan más investigaciones para realizar a fondo, puedes sentirte seguro al saber que la presencia de polen en tu miel no determina que tan saludable es tu miel.

 3 Pasos para un excelente té con miel

Té con miel

Paso 1: Seleccione miel cruda, que tenga un proceso mínimo para retener las vitaminas y minerales beneficios para la salud. Elija miel de trébol y azahar de sabor suave para dar sabor a la mayoría de los tipos de té.

Paso 2: Prepare una taza de té a su manera habitual vertiendo agua casi hirviendo sobre una bolsa de té en una taza. Deje reposar según sea el caso que normalmente es de 3 a 7 minutos.

Paso 3: Retire la bolsa de té, luego mida 1 cucharadita de miel. Comience por reemplazar su cantidad habitual de azúcar con 1 cucharadita de miel que es un proceso más dulce que el azúcar. Agregue la miel a su té y revuelva bien para incorporar. Pruebe el té y agregue más miel si es necesario.

Cosas necesarias para llevar a cabo la preparación.

Un agregado especial además de la miel puede ser un chorro de jugo de limón fresco para aumentar el sabor, y la cantidad de vitamina C de la bebida.

Empezando a beber té con miel

Puedes comparar la miel con té y vinos con la comida. Si eres un aspirante a ser un profesional en té, aquí es donde tienes que empezar. La miel tiene muchísimas variedades distintas, y el tipo de flor que visitan las abejas influye en el color y sabor de cada tipo. Al igual que el vino y la comida, ciertas combinaciones de té y miel tienen sentido. Cada perfil de sabor único complementara mejor las variedades específicas de tés y abrumara sus papilas gustativas cuando se mezcla con otros.

No combinarías un ligero té floral con una miel rica y picante, como tampoco combinarías un vino rojo con un filete de pescado fresco. Pero esta regla no hay que aplicarla a rajatabla, ya que depende mucho de los gustos particulares de cada persona. Al final, basara su decisión en las preferencias personales por lo que tendrá que agregar una sección de combinaciones de té y miel a su diario de té.

7 excelentes combinaciones del té con miel

Con tantos tipos de tés distintos es muy difícil elegir, tienes que hacer un gran esfuerzo para decidir cuál te gusta más. Pero una vez que te decidas por una o dos variedades, ya estás preparado para experimentar.

Este edulcorante natural dorado realza los sabores y agrega beneficios para la salud a sus tés favoritos, y hay tantas variedades para elegir. En este post, exploraremos nuestras combinaciones favoritas de té con miel.

TÉ NEGRO CON MIEL

Una variedad de tipos de té negro en todo el mundo ofrece una cantidad de sabores y beneficios diferentes para nuestra salud. EL té negro tiene un sabor cítricos, este emparejado con miel de azahar para resaltar los sabores cítricos.

Sin embargo, algunas variedades de tés tienen un sabor más fuerte con la miel, ya que los cultivadores fermentan y oxidan las hojas de té negro durante periodos más largos que otros tipos de tés más suaves. Pruebe una miel de trigo para una taza de té fuerte. La miel producida a partir de hierbas como la de tomillo y savia funcionara perfectamente.

TÉ VERDE CON MIEL

Este es un té terroso, herbáceo y suave. A menudo saborearas notas frescas y florales, por lo que una miel suave y floral ayuda a resaltar estos sabores. Elija una alfalfa, un trébol, una lavanda o una miel de tupelo. También puede seleccionar una miel de Linden para resaltar los sabores de menta y hierba, o la miel de aguacate para realzar los sabores de vegetales frescos.

TÉ ROOIBOS CON MIEL

Los amantes del té consideran a Rooibos una bebida a base de hierbas en vez de un verdadero té, ya que proviene de la planta Aspalathus linearis en lugar de la tradicional Camellia sinensis. A pesar de esta diferencia, las hojas de Rooibos a menudo se someten a un largo proceso de fermentación, manteniéndolas en el extremo rojo más oscuro del espectro de oxidación. Rooibos es un té neutro con un sabor dulce a nuez acompañado de toques de vainilla y canela. Combínelo con una miel de cítrico como el Azahar o una miel especiada como Gallberry, para acentuar los sabores de canela y vainilla, respectivamente.

TÉ DE JAZMÍN CON MIEL

El té de jazmín aromático y fragante proviene de las flores que se recogen temprano en la mañana con un olor profundo y fragante y un final dulce. Este té aromático combina mejor con un trébol floral, acebo o miel de lavanda.

TÉ DE MANZANILLA CON MIEL

Muchos bebedores de té toman el té de manzanilla en la noche, ya que es conocido por sus efectos calmantes. Debido a que es suave, buscamos una miel suave como Alfalfa, para evitar dominar la manzanilla.

TÉ BLANCO CON MIEL

En el otro extremo del espectro de té, encontramos el té blanco es mucho menos procesado y oxidado que el té negro, Como resultado su perfil de sabor es más delicado, suave y dulce. Combínalo con una miel ligera y delicada de las variedades como Acacia.

TÉ DE HIERBAS CON MIEL

¡A explotar tu imaginación!, Combine miel de eucaliptus o citrus con diferentes tés con sabor a hierbas o frutas, o pruebe distintos tipos de miel para agregar notas dulces o notas dulces de vainilla o canela a los tés con sabor. Mezcle en alguna raíz de jengibre. ¡Aquí es donde querrás compartir su experiencia con otros amantes del té!

Advertencias del té con miel

  • No agregue miel al agua que está hirviendo, ya que la temperatura destruirá las cualidades beneficiosas de la miel.
  • Demasiada azúcar en su dieta no es bueno, independientemente de que provenga de la miel o de los azucares procesados. Controle su ingesta para asegurarse de que no se está poniendo en riesgo de padecer diabetes tipo 2 y enfermedades cardiacas.
Manuel Cervantes

Srita. Martina Hinojosa

Ismael Antón

Lorena Márquez

Clara Pelayo Tercero

5.00 (100%) 5 Votos
Deja un comentario